Un elogio al trailing stop

Hay muchos argumentos en contra del uso de un trailing stop. Este instrumento no tiene muchos adeptos.

Pienso, por ejemplo, en la dificultad de evaluar el cambio de volatilidad, o el impulso, una vez que se está en la operación. 

Esto hace que establecer el trailing stop correctamente (o idealmente) sea casi imposible.

Pero hay otro aspecto del trailing stop que a menudo se pasa por alto: El poder defensivo de este instrumento. 

Los principiantes, en particular, tienden a dejar escapar las ganancias acumuladas.

En lugar de materializarlas...

Lo cual es peor.

Las ganancias o beneficios ya acumulados aún se pueden convertir en pérdidas si el operador no tiene cuidado.

A largo plazo, este comportamiento tiene un impacto negativo en los resultados de las operaciones. 

Además, es difícil que un principiante entienda que el trading es, ante todo, un juego defensivo (la analogía con el fútbol moderno u otros deportes similares es deliberada).

La principal ventaja de un trailing stop es la siguiente: reducir las pérdidas. 

Supongamos que el operador abre una posición larga en EUR/USD y la cubre con un trailing stop fijado en 20 pips. Su posición inicialmente entra en beneficios brevemente (5 pips), pero vuelve a bajar y finalmente se detiene. El operador ha sufrido una pérdida. 

Si trabaja con un stop fijo, entonces habrá registrado una pérdida de 20 pips. 

Si, por el contrario, utiliza un trailing stop, su pérdida se limita a 15 pips. 

¿Por qué? 

La posición estuvo en beneficio durante un corto periodo de tiempo al principio (5 pips). Así que el trailing stop se movió 5 pips con ella y se situó a 15 pips de distancia de la entrada.  

Se podría pensar que eso no es mucho.

Pero si el trader hace esto sistemáticamente, entonces puede aumentar su resultado neto sustancialmente. 

Y esto es parte del "verdadero trabajo" de un trader.

Zurück zum Blog